Vacaciones

No hacer ni el huevo. Mirar a mi abuelo y dar gracias al Universo por él. Apagar el despertador. Ir a la peluquería. Hacer ensalada de verano con mi madre. Soñar despierta. Beberme un mojito de más. Leer. Olvidarme de la ortodoncia para dormir. Ver pelis malísimas con mi hermano en el sofá. Ir a las rebajas para comprar de nueva temporada. Abrasarme las manos en el volante del coche. Perder el tiempo. Ver cómo se escapa. Mirar el reloj. Tic. Tac. Pasear con mi perro. Nada es tan importante. Hacer fotos de colores. Llevar las uñas perfectas. Escribir historias. Tomar horchata con Carles. Limpiar en casa como si me fuera la vida en ello. Pegarme en el sofá de puro calor. Mirar la luna. Oler mi vela nueva. Mojarme los pies en la orilla y poner los brazos en jarra mirando al horizonte. Devorar El País Semanal. Cenar por ahí. Hacer de todos los días un sábado. Discutir con mi madre. Explicarle veinte veces que no sé si vendré a cenar. Descansar de mí. Pasear en bragas por casa todo el día. Vivir. Leer más. Duchar a mi perro porque es un guarro. Estar tan guay en un sitio que ni miro el móvil. Bailar de noche en un pub y mover los hombros sensualmente, así. Hacerme una mascarilla de arcilla. Comerme a mi hermano a besos. Que se agobie porque está adolescente perdido. Cinco minutos más. Ver a mis amigas las gemelas. Comprar empanadillas en el horno de siempre. Lavar el coche. Pasar dos horas leyendo una revista femenina mientras desayuno debajo de una sombrilla. Ponerme todas mis coronas de flores en la cabeza. Mandar wasaps amables porque sí. Beber café granizado. Dormirme una telenovela de sobremesa. Sacar mis cuarzos a la luna llena. Tontear. Tocar la tripa de mi amiga Elsa. Untarme de crema hasta las pestañas. Tirarme en bomba en la piscina. Caminar por Ruzafa. Aprender de la vida de las cosas pequeñas. Ver una medusa. Comer papas. Conducir oyendo la canción más chunga del verano. Hacer una excursión. Bailarle a mi abuelo como una negra y que me mire sin entender nada. Crear nuevas listas de Spotify. Plantarme los tacones. Ver el Deluxe hasta las 3h de la mañana. Alargar la ducha fresquita. Hacer el monguer con una rodaja de sandía. Coger la bici con mi padre. Ir al cine. Dormir indecentemente. Estresarme de tanto ocio. Todo pasa por algo. Bailar la última de Enrique Iglesias. Saltar encima de la cama de mi madre, cuando está ella acostada. Releer artículos de autoayuda. Encender la cafetera sin hacer mucho ruido porque todos duermen. Encontrar mi alma gemela. Quemarme los pies en la arena porque no llevo las chanclas.

VA-CA-CIO-NES. ¡Nos vemos a la vuelta, Familia!

Related article
5 Comments
  1. Ole este!! Me ha encantao’ este post.
    Te leo siempre aunque no diga nada :) Que disfrutes mucho!
    Un besazo!!

  2. Ya te lo he dicho alguna vez… pero hoy me apatece decirlo de nuevo QUÉ GRANDE ERES!!
    y coñeeee que no te conozco! que a lo mejor luego no lo eres!!! jajajaj seguro que sí! eso se trasmite y tú lo haces! :)

  3. Disfruta mucho de tus vacaciones! Seguro que traes mil cosas nuevas! Molas mucho!!

leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *