Tengo una amiga normal

Tengo una amiga normal. Sin grandes aspiraciones, sin altibajos, sin ciclotimias. Es una persona normal, no tiene pasiones, ni dobles intenciones. Se diría que jamás ha experimentado una traca, un orgasmo, un más, un menos. Ella es estable, es un palo, una balsa de aceite, un mar en calma. Es sencilla, simplona, irremediablemente cristalina. No padece en exceso, pues no sabe lo que son los excesos. No ha tocado el cielo ni ha descendido a los infiernos. Mi amiga es normal en todo. Sin estridencias en el vestir, en los gustos, en las aficiones. Vive sin pedir más, ni menos, ni diferente. Con lo que tiene es suficiente. Y donde dice digo, dice digo. No conoce la ambigüedad, es un placebo con patas, es feliz así, no hay más. Ella es todo lo que siempre quiso ser. Porque su todo es muy poco y con ese poco se conforma.

Mi amiga normal no se quiere cambiar, se quiere así, se gusta así, se basta así. No busca los tres pies al gato, ni las once varas a la camisa, ni la otra cara a la moneda. No se ancla en el tiempo pasado ni se ansia con un futuro mejor. Tampoco dirigen su vida unas pocas facturas, ni una hipoteca, ni un talento descomunal. Mi amiga es normal y corriente, mundana, ordinaria. Quizá lo único diferencial sea su casi metro ochenta de estatura, tan alta y tan poco avispada, ya ves, aunque el problema no es destacar, a ver si me explico, el problema es conservar la habilidad de sorprenderse, de apasionarse, de alegrarse, de compadecerse, de sentir, de padecer, de llorar. De vivir.

Beatus ille, decían. La felicidad del ignorante en una lucha constante contra la insatisfacción del inteligente. Del que busca, del que se endeuda, del que forja su talento, del que pelea, del que ruge, del que grita, del que salpica sudor.

Prefiero ese don. Ese qué sé yo. Ese gusanillo, esas ganas de más, ese ‘ay, ay lo que viene ahora’. Prefiero picarme, caerme, levantarme, soñarlo, creerlo, crearlo, conseguirlo.

¿Entendido? Entendido.

SnapchatTwitterFacebookInstagramYouTube @soylaForte

Related article
leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *