Mujer Sabina

Quiero ser una Mujer Sabina. Una mujer segura de sí misma, que sabe lo que quiere y va a por ello. Una mujer que no carga con la mochila de la culpa a sus espaldas, que se ama por encima de todas las cosas y es capaz de tumbar a un hombre cuando de beber whisky se trata. Quiero hablar de Podemos y del PP, escupir un chicle y rezumar feminidad y erotismo por todos los poros de mi cuerpo; quiero llorar a gritos si tengo rabia pero ser elegante como Chavela cantando con voz de hombre. Si yo fuera Mujer Sabina, no tendría días ni noches, tendría momentos. Y coleccionaría olores en una cajita de carey. Si yo fuera Mujer Sabina, follaría sin que me temblara la voz, diría ‘te quiero’ sin esperar nada a cambio y conjugaría dos medias naranjas siendo en realidad dos enteras.

Definitivamente quiero ser una Mujer Sabina. Rockera y desconcertante, ecléctica y moldeable, tolerante e imposible de domesticar. Si yo fuera menos Almi y más Mujer Sabina, sería más independiente, más imperfecta y todavía más tozuda. Yo sería alguien con arrojo, que lee La familia de Pascual Duarte y que ha visto siete veces El Apartamento. Las Mujeres Sabina no le temen a los contratiempos, mantienen la sangre fría y no saben odiar poco. Ellas se hacen un moño con un lápiz, se suben las mangas de la camiseta cuando hay que arreglar un grifo y no se amedrentan si una puerta se cierra. Si yo fuera Mujer Sabina, apagaría el móvil y el cerebro e iniciaría el viaje de la catarsis sin salir de casa. A las Mujeres Sabina no se les teme, se les respeta. Si te gusta una, estás jodido. No vas a parar hasta que sea tuya. Las Mujeres Sabina no dicen una palabra en vano, agonizan con sonetos y acarician las teclas cuando escriben igual que un compositor desliza los dedos suavemente por las cuerdas de su guitarra. Las Mujeres Sabina tienen la voz ronca, son impulsivas, románticas, irónicas, imaginativas, punzantes, frágiles, mágicas, libres. Irremediablemente atractivas. Si yo fuera Mujer Sabina.

(Pssst, oye, ¡hoy es mi cumpleaños! ¿Te gustan mis delirios? Si quieres recibir contenido exclusivo semanalmente en tu bandeja de entrada, suscríbete a mi newsletter al final de la página de inicio)

Related article
12 Comments
  1. pero cooooooooómo?? que es tu cumple?? FELICIDADES MUJER!!!!!! A disfrutar del día!!!
    y en cuanto al post… maravilloso!!! de mis favoritos, yo también quiero ser mujer Sabina, pero ojo ! no quiero un Sabina a mi lado. UN ABRAZO!

  2. Muchas felicidades Almi! Muaksssssss! Tú no eres una mujer, tú eres una Señora! Olé tú! Y comparto con un amigo tu texto porque sé le flipará :P

  3. Lo primero, muchas felicidades, Almi!!!! Te llevo siguiendo más o menos seis meses en Instagram y cada día me haces más gracia y me gustas más. Además, en este blog, hay veces que me haces reír y hay veces que me ayudas, no sé cómo; pero lo haces. Solo quería decirte que por aquí tienes una niñita de 16 años que te tiene en un pedestal y que cree que eres una grande entre las grandes aunque no te nombren día sí día también en el Sálvame. Que eres la polla con cebolla, vamos. ♥

    • Inés NO TIENES IDEA de lo feliz que me hace tu comentario :) ¡Muchísimas gracias por dedicar un minuto de tu tiempo a comentar mis cosillas! (El día que me saquen en Sálvame seré un poquito más Forte) ¡Besos!

  4. Vaya !! Felicidades
    Me ha encantado tu artículo !!! Ay sí fuera una mujer Sabina

  5. Gracias por tus palabras. Yo quiero ser mujer Sabina…y poquito a poco lo voy consiguiendo…llevo un año luchando contra mi propia mente… solo me necesito a mi misma para quererme y así poder disfrutar de la vida.

    Yo quiero ser mujer Sabina: fuerte, decidida y que se ama a sí misma. Y lo llegaré a ser!!!!!

  6. …Porque están las Chicas Almodóvar y luego las Mujeres Sabina… y yo también quiero ser de esas!
    (Me encanta, como siempre ;) )

leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *