Fausti

El día que conocí a Fausti no eran ni las nueve de la mañana. Se había colado en mi casa con su camisita y su canesú, de forma impune, como el que no quiere la cosa, con un discreto: ‘hola niña buenos días’. Recuerdo que lucía una blusa blanca, impoluta, perfectamente planchada y con unas chorreras que tropezaban con sendas cadenas de oro. Me pareció ver también un camafeo de nácar y resina, seguramente más malo que pegarle a un padre y de los que se hacen más negros que el carbón, pero ella lo llevaba como si fuera la perla peregrina de Elizabeth Taylor. Aquella mañana Fausti literalmente me avasalló, me cegó, apareció como un huracán de estímulos que yo no podía parar de observar. Me cautivó con sus ojos claros y su pelo de peluquería, cardado, teñido y seco como el rabo de un gato. Mirarla era mejor que cualquier cosa. Y escucharla, bocato di cardinale. Decía muchas veces ‘hermosa’ y no tardó más de quince minutos en recomendarme a un joven de Somosaguas para que fuera mi futuro marido. Hablaba rápido, bailando la dentadura, cogiéndote de las muñecas para enfatizar cada frase y callando a su marido con la mirada. Fausti y yo nos elegimos desde el primer momento. Ella se metió en mi show como las grandes artistas, sin que nadie les haga siquiera un casting, sin estudiar su separata, segura de sus encantos y representando el papel de sí misma. Llegó por la puerta grande y se permitió enseñarme el tirante del sostén en un aparte, haciéndome partícipe de sus intimidades, siendo hermanas de cuchicheos por unos instantes, convirtiéndome así en su nueva mejor vecina del mes. Secretamente yo quería ser un poco su nieta, eso es verdad. Desde entonces es mi único objetivo: llevarle unos roscos de anís para el café a ver si así quiere que una tarde veamos la novela juntas.

Aquella mañana Fausti se coló en mi casa para siempre. Y en mi vida.

TwitterFacebookInstagramYouTube @soylaForte

 

Related article
1 Comments
  1. enmisotrosmundos

    fan de fausti

leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *