Donde te ves…

La vida es una puta muy sabia, de las de club de carretera con madame rubia que huele a Ducados. La vida es una puta de esas que sabe más por lo que ha tenido entre sus piernas que por lo que le enseñó el maestro Pérez en cuarto de primaria. Y como las putas, cuando te descuidas, la vida te da una lección que te pega dos leches: una en el cerebro, por creerte lista y otra en el corazón, por gilipollas.

Y en todo esto pensaba hoy a las ocho de la mañana cuando una chica ha compartido ascensor conmigo. Mi compañera de viaje sujetaba un café del MacDonalds con un muffin al que ha llamado ‘magdalena’. Empezamos bien, titi, me molas. Que las mariconadas de los muffins son para los modernos con camisa de leñador. Después de cruzar cuatro frases vacías por pura cortesía, la niña me ha dicho algo así como: “No… bueno… yo estudié Periodismo, pero bah… eso… está difícil. De momento soy dependienta de una tienda”. Pum. Se me ha parado el corazón con un golpe seco, como el último taconazo que da una bailaora al terminar su baile flamenco.

Esa frase me ha atracado el alma a mano armada y ha traído, una vez más, el refrán que tanto me ronda de un tiempo a esta parte: “donde te ves yo me vi, donde me ves te verás”. Y es que una cuando está sumida en la miseria, se cree que tiene la exclusiva y su mierda huele más que la de los demás. Pero luego te das cuenta de que oiga, aquí quien más y quien menos ha tocado fondo, y luego ha encontrado un resorte para volver a la superficie. Y nadie se ha muerto por una ruptura sentimental, un jefe tocapelotas o no llegar a fin de mes. Me inquieta pensar que un mismo problema tumba a unos y sirve de impulso a otros. Me fascina cuando alguien sale reforzado de un problema, porque ha entendido el mensaje y ha aprendido algo de todo eso. Hoy he pensado que sí, que tengo que esforzarme en respetar al que me encuentro en el camino cuando estoy subiendo, porque puede que me lo encuentre cuando esté bajando. Y no solo en el ascensor.

Related article
6 Comments
  1. Lo bueno de tocar fondo es que después solo hay una opción , y esa es SUBIR, la fuerza con la que se haga ya depende de la personalidad de cada uno y el entorno , yo toqué mi fondo , como todos, y eso me hizo conocerme, conocer mi faceta oscura y amargada y no me gusté pero ni un poquito , ese fondo me dio impulso para salir despegada y, laboralmente hablando, mi ascensor puede que no sea de subida pero está en el piso que quiero y tampoco va a bajar.
    Mi idea es que ni las subidas son tan “SOYELREYDELROCK” ni las bajadas son “PUTODRAMADELAVIDACOMPADECEME” y que una bajada siempre hay una subida, siempre.

  2. De lo que nombras he salido de los 3, los he tenido en diferentes momentos e incluso a la vez y hasta se les suman otros tres millones de cosas nuevas, y se sale, se levanta una y se descojona de lo patética que parece en algunos momentos… Total yo he venido aquí a disfrutar del tiempo que me dejen pasándomelo teta. Árriba Almi! :)

  3. Almax, te leo desde hace un tiempo, me encanta lo que escribes porque eres amena, muy directa, cuentas cosas que nos podría pasar a todo hijo de vecino con una gracia y un salero inigualables, además de lo cuqui que tienes tu blog, agradable de ver y leer.
    El post de hoy me ha dado de lleno. Todos hemos tenido nuestra bajada al fondo del pozo y ante eso sólo hay dos actitudes: la drama-queen, autocompadeciéndonos o la del escalador de los ochomil, luchando. O una mezcla de los dos, un ratito de lloriqueo y otro ratito de escalada a pulso. Eso sí, tras la experiencia hay gente que se vuelve más humilde y relativiza mejor los problemas y quien practica el dicho “olvidó el gallo que antes fue pollito” y no parece haber aprendido nada del rato tan amargo.

  4. ¡Oye! ¡Sophie pero qué amable! Muchas gracias por venir y dejar el comentario. Me alegra que te lo pases bien con las cosicas que escribo. Al final somos todos igual, tengamos más ceros en el banco o menos y triunfemos más en la vida o nos estrellemos cada mes ;) ¡Un besote!

leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *