Crisis

Soy de las que cree en el karma, el Universo, las buenas acciones y los cuarzos rosas. Como diría Platón: “estoy en el mundo de las ideas”. Y no me parecería una descripción injusta para mí. De un tiempo a esta parte he sufrido un Cambio en mi vida que ha hecho que perciba las cosas de otra manera. No sé si mejor o peor, pero distinta. Me hace relativizar todo un poco más, y eso, al menos, me evita algunos disgustos.

Hace unos días alguien me dijo que las crisis psicológicas del ser humano ocurren cada siete años. Y no es algo místico, sino fisiológico. Las células mueren y se renuevan cada siete años, así que todo ciclo acaba y empieza exactamente cada siete años.

Este dato fue uno de tantos que yo anoto y luego me hace reflexionar. Pensé que a mis siete años se murió mi abuela, a los 14 prácticamente ya elegía mi futuro ‘de letras y no de ciencias’, a los 21 empezaba la Universidad y conocí Amigos que todavía hoy me sostienen y a los 28 me dejó mi novio. Me parecen datos bastante significativos y creo que han supuesto verdaderas Crisis en mi vida que han terminado por crearme tal y como soy ahora. Algunas experiencias mejores, otras peores, pero todas son un granito de energía que conforman la Almi que hoy escribe esto.

Sé que estoy contando cosas muy personales pero siempre he tomado el folio en blanco como una terapia. La diferencia entre antes y ahora es que en la actualidad estás Tú (¡hola!) dedicando unos minutos de tu preciado tiempo a leer mis reflexiones sobre la vida.

Y es que llevo unos días pensando que las Crisis nos acojonan porque se ha empeñado la sociedad en hacernos creer que son algo negativo. Sin embargo, con este post me alío con mi colega el diccionario y propongo la definición de Crisis como un cambio significativo en un proceso, que bien puede ser para mejorar y progresar. Estoy hasta el cuerno de tener miedo y de no dejarme llevar por el curso que toman las cosas. Estoy aprendiendo a navegar, a soltar los remos de vez en cuando y a dejar que el barquito ondee un poco a su antojo, a ver a dónde me quiere llevar. Los cambios dan miedo, pero son necesarios. Porque siempre suman.

PD. ¿Sabías que en la newsletter quincenal envío un consultorio rollito Elena Francis? Entérate de todo aquí y escúchalo que te vas a reír.

Related article
7 Comments
  1. ¿Y los que tenemos miedo al cambio? O ‘resistencia’, que me dicen en el trabajo.
    ¿Será que nos resistimos a aceptar las crisis?
    ¿Será que me pones existencialista?
    ¿Vino?

  2. Totalmente de acuerdo, tenemos una vida un poco paralela sabes… Ains, los cambios nos pegan una sacudida pero luego todo vuelve a su ser y de mejor manera, o eso creo.

    • A veces se gana y a veces se aprende. O eso dicen. Los cambios son crisis y son duelos, pero luego siempre valen la pena… Se sacan cosas positivas sin duda. Un beso Patatita!

  3. Me ha encantado! En menos de un año he dejado mi trabajo, a mis amigos , mi família y mi todo para irme a vivir a 2500 km de casa, los cambios dan miedo, te remueven por dentro, pero vale la pena! Me encantantus post! Sigue así!

    • Oye Sussi muchas gracias :) Ánimo con esos cambios, qué miedo dan, madre del amor hermoso. Dale coraje tú también. Un abrazo!

leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *