Ausencio (II)

“Sabía que te iba a gustar, es tu estilo total”. Bueno, esta vez mi amiga acertó. Ausencio era el típico modernito que olía a cremas y a la piel de su chupa marrón chocolate. Llevaba un vaquero ideal. Ni muy ceñido como para no poder respirar, ni sentarse, ni vivir; ni muy holgado como para parecer un jugador de basket. Había conjugado el look informal con el outfit perfecto para salir por la noche sin parecer mi padre en una fiesta adolescente o un quinceañero en una boda, que siempre acaban disfrazados con americanas enormes y zapatos de cowboy. Mi chico llevaba una camisa blanca con las mangas subidas y unas deportivas casual.

Cuando nos presentaron yo sólo le pedía a la luna que el labial rojo no me hubiera manchado los dientes, porque eso supone un fallo fulminante en tu carrera y pasas del estrellato a estrellarte en un nanosegundo. Tu reputación se va a la mierda y ese chico no te vuelve a mirar a la cara en tu puta vida. Resígnate si eso pasa, porque estás muerta.

Como siguió hablándome, deduje que estaba todo en orden y mi labial permanente de 18 euros bien había valido vender la oreja derecha para pagarlo. El caso es que Ausencio me contó que trabaja en un sitio muy atractivo que no puedo desvelar porque entonces el parecido que esta historia tiene con la realidad ya va a ser demasiado. Pero digamos que todos los tópicos de hombreatractivo los cumplía a la perfección, ya que compartíamos el mismo tipo de humor y a mí no hay cosa que me guste más en este mundo que alguien que me dé vidilla y juego dialéctico. Ausencio era encantador. “Encantador de serpientes”, decía mi Almi interna. Joder, si es que una está tan acostumbrada al fracaso, y a los períodos de felicidad tan cortos, que oye, nunca esperas que te salgan las cosas bien.

Pero en honor a la verdad, todo iba como la seda. Copa va, copa viene, yo me sentía como Bridget Jones cuando pasea su minifalda por la oficina de Daniel, sintiéndose la mujer más sexy del planeta, porque, joder, el molón de la fiesta se ha fijado en mí. Las demás vais a morder el polvo. Almi is here.

Continuará.

Related article
6 Comments
  1. Pero no nos vuelvas a dejar así! :___(

  2. Beellotita (en IG)

    ¡Fatal, esto es un sin vivir! No sé si me quedarán uñas para el viernes…

  3. Por favor que intriga!! Llevo despierta desde las 7 esperando el desenlace ….

    Buen viernes

  4. Jajajajajaa que grande sos Cari!!! Me parto muy mucho con vos! Soy fan number INE
    Ay ay ausenciiooo..

leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *