Abnegación

Como soy una boba y una sentimental, la última vez que estuve con mi hermano quise aprovechar tanto el tiempo con él, que me valía cualquier plan que me propusiera. Una noche él empezaba a ver una película y dije: “¡Toma! ¡Esta es la mía!”. Así que me acurruqué a su lado bien pegadita augurando un par de horas por delante rodeada de todo el amor y el cariño que puede manifestar un adolescente. O sea, muy poco. Pero a mí sus migajas me parecen oro y él es mi persona favorita, así que haga lo que haga, va a misa.

El caso es que he empezado diciendo que soy más bien tonta del bote porque, a los diez minutos de empezar la película, el púber descastado que me tiene robado el corazón, dijo que se iba a la cama, que esa peli ya la había visto. Así que ahí se quedó la menda: con un palmo de narices y enganchada ya sin remedio a esa película llamada Divergente.
No tenía ni puñetera idea de qué iba, pero me atrapó. Y ahí estaba, que ni vi el Debate de Gran Hermano VIP ni otras mierdas de otros canales.

Divergente es la primera de tres películas basadas en los libros de Veronica Roth. Plantea una vida futurista donde la sociedad se encuentra dividida en grupos según las ‘facciones’ más sobresalientes de cada uno. Erudición, osadía, verdad, cordialidad y abnegación son los cinco sectores donde los habitantes deben ingresar cuando cumplen 17 años y dedicarse, así, a servir a su comunidad garantizando una sociedad civilizada y humana.

Me pareció que la película hace una apología a favor de los sentimientos y “en contra” de la razón. Entendí que era un poco “vive lo que sientes y piensa menos”, ya que los malos de la película son los eruditos, los que discurren y los que todo lo analizan.

Días después seguía pensando en las cinco facciones. Es inevitable sorprenderse a uno mismo averiguando con cuál de todas se siente más identificado. Yo creo que pronto lo tuve claro y fácil. Desde luego ‘osadía’ no es. Porque soy una cagada (aunque muchos digan que soy más valiente de lo que creo). En cualquier caso, y otro día le daré vueltas al tema, estoy un poco hasta el moño de que mi naturaleza sea de abnegación. Que una se cansa de estar para todos menos para sí misma, leche. Mira mi hermano qué claro lo tuvo. “Esta peli ya la he visto. Ahí te quedas Almi”. Y se fue a dormir. Ole tu pelo.

Related article
2 Comments
  1. Hola Alma, me paso lo mismo cuando vi la peli, dias pensando en que faccion encajaria. Y la conclusion era que podia pertenecer a cualquiera de acuerdo al humor de ese dia, ja… Es mas hice el test que aparece en la pagina oficial de la saga, y me dice que puedo pertenecer a mas de una faccion, sera que podemos ser un poco altrusitas, honestos, valientes, inteligentes, respetuosos y fraternales, todo junto???
    Siempre leo tus posteos, me encanta lo que publicas…

    • ¡¡Muchas gracias!! :) Me alegra que te guste lo que escribo… (Menos mal que no fui la única loca que se paró a pensar cuál sería su facción)

leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *