Reciclaje

Corre el rumor por las calles de que los camiones que se encargan de recoger todos los desperdicios que echamos en los contenedores de reciclaje se pasan por el forro lo que viene siendo nuestra conciencia verde y mezclan todos los residuos a una, como en Fuenteovejuna. No sé si será verdad -ni creo que tenga forma de averiguarlo- pero en esas iba yo pensando el otro día cuando alguien acuñó el término: “reciclar el amor”. Reciclar un corazón, ¿lo has pensado? Contenedor amarillo para el vidrio, azul para el cartón. Rojo para los corazones. No lo hay, ¿a que no? Llegué a la conclusión de que no es posible reciclar el amor. La conexión de mirarse el alma a través de los ojos, se siente o no. Así de fácil y así de difícil. A veces hay que rendirse ante la evidencia. Si algo se ha roto, se ha roto. Que no te cuenten milongas, nadie muere por algo así. La capacidad de reponerse del ser humano es hiperbólica y afortunadamente uno puede -si quiere- tomar las riendas de su vida y decidir que su vida no ‘es así’. Tu vida es como tú quieres que sea. No es aleatoria, ni es una sucesión de circunstancias en las que tú eres una marioneta. La Preysler encuentra el amor al lado de Vargas Llosa y sin embargo a Chabelita su novio le hace un desplante. Amar “porque nos es cómodo” es miserable. Es perder el tiempo. Es mezclar los residuos del reciclaje. Amar no es prometer. Es estar. Es ser. No es humillación, ni caridad, ni sumisión, ni necesidad. Amar es ser tan feliz junto a alguien que hasta te gusta quién eres tú cuando estás en ese lugar. Es saber que estás donde quieres estar; es tener claro que cabeza, corazón y tripas van en la misma dirección. Uno ama o no ama, el amor no se puede razonar. No se puede ‘tratar de querer a alguien’. No se puede ‘intentar’ amar a alguien. Y no se puede re-conquistar a alguien. La virginidad y la pureza sólo se dan una vez. Lo que viene después son falsos maquillajes, es una sonrisa de plástico de cotillón de fin de año. Dicen que es de valientes decir ‘te quiero’. Mentira. Lo valiente es responder: ‘yo no’.

Related article
7 Comments
  1. Ay querida, a uno de esos ex amores le tengo que dar hasta las gracias por haberme hecho valiente a decir YO NO.
    Hasta que lo haces hay un rato, pero cuando lo sueltas, el amor se parte de cuajo, como cuando coges una mora de la morera, la mora queda liberada y el morero en este caso se queda arraigado en el pasado.
    Y ahí es donde entra en escena Ausen, y como cogi carrerilla para ser valiente, me vengo arriba y hasta te doy consejo:
    Si Ausen la metió la pata y no te supo valorar en su momento, no seria de recibo que le quitaras la oportunidad al hombre de la camisa blanca. Es como el que vuelve a la caja del súper cuando ya le han cobrado y suelta un Ay es que se me habían olvidado los colines.
    Pues mire usted, abra la bolsa de colones y cómase unos pocos, póngase a la cola y espere su turno hasta que me de la gana de atenderlo.
    Alomejor al hombre de blanco se le vuelve la camisa negra o color rana, para que me entiendas. Pero oye chica, tu has actuado implacable y así es como se te queda la consciencia para el resto de los tiempos.
    Un beso bonica, se feliz!

  2. Has resumido los últimos siete meses de mi vida en una frase y todo lo que me ha costado a mi. Yo dije “yo no” y fue la decisión más difícil que he tomado nunca. No me arrepiento pero si me sigo sintiendo a veces culpable (maldito sentimiento de culpabilidad) por haberle hecho daño a una persona a la que quería tanto.
    Y respecto a tu historia Ausen/Hombredecamisablanca, opino lo mismo que lo que han dicho en el comentario anterior, aunque todo es muy fácil visto desde fuera.
    ¡Qué manera de engancharme a tus escritos Almi! Un saludo grande =)

  3. Me he puesto a leer tu post y el spotify ha decidido que mientras yo leia era bueno escuchar “Mi verdad” de Maná y Shakira.

    No puedo negarte que he hecho pucheros….pero me he dicho, no seas tonta… ya está, ya pasó… vamos con los labios rojos y a por el sábado noche!!!

leave your comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *